SURGE EL MOVIMIENTO #NOMECALLO PARA DENUNCIAR VIOLENCIAS SEXUALES EN EL TEATRO

violencias sexualesGracias a una oleada de denuncias que hicieron públicamente dieciséis mujeres de teatro en la ciudad de Medellín Colombia, surgió el movimiento #NOMECALLO el cual busca congregar a las mujeres que han sido acosadas y abusadas sexualmente en el mundo del teatro.

Como una avalancha surgieron las denuncias de dieciséis mujeres que dejaron de lado el silencio y por medio de las redes sociales relataron los abusos a los que fueron sometidas por el director del teatro El Trueque de Medellín, José Felix Londoño. Las denunciantes lo acusan de abusos y acosos sexuales cometidos contra ellas mientras estuvieron trabajando en este.

También te puede interesar VIOLENCIAS SEXUALES: CIFRAS Y CONSECUENCIAS PARA LAS VÍCTIMAS

Estas son algunas de las denuncias:

Mary Torres

“Un día durante este proceso ayudé a trapear la zona social del teatro y fui hasta el patio, y allí fue donde Félix Londoño me empujó contra el lavadero, me abrió las piernas y me besó a la fuerza. Obviamente lo empujé y le amenacé con contarle a su esposa (Ana María Otalora), a lo que él reaccionó y se alejó. De allí surgió la peor pesadilla: en los ensayos me gritaba que era “MALA ACTRIZ”, que por eso no estaba haciendo teatro. Tanto llegó su presión que en algunos casos me hacía golpear el saco de boxeo hasta que él dijera que parara sin importar mi dolor y la sangre que salían de mis nudillos. Él hacía que el otro actor (Diego Lopez) se burlara de mí y en algunos momentos, invitaba a su esposa a que también se sentara a ver los ensayos y gritara u opinara sobre mí, más que sobre mi trabajo teatral.”

Andrea Cadena Bitar

«Tenía 16 o 17 cuando fui fundadora del Teatro el Trueque, nunca reconoció que lo fundamos pero así fue, cuando apenas empezábamos el grupo ensayábamos en la exfanfarria (luego sala del teatro El Trueque) y nos veíamos los sábados, a uno de esos primeros ensayos solo llegué yo y el director Jose Felix Londoño. Él empezó el ensayo aunque solo fuera yo, me hizo leer un texto en la mitad del escenario y luego empezó a darme golpes en los hombros para desconcentrarme, de los golpes pasó a estar sobre mi, yo en el suelo, manos y piernas sujetadas mientras él me restregaba su pene e intentaba besarme. El asunto paró porque grité y grité y llegó Alfonso…»

Vanesa Fermín

“Cuando tenía 14 años llegué al Trueque a los talleres, el mundo del teatro para mí era absolutamente nuevo, un día de julio llegué un par de minutos temprano a la clase, abrió la puerta y me dijo que le ayudara a limpiar el escenario, yo estaba de espaldas y me agarró por atrás metió su lengua en mi boca y su mano en mi brasier, en esas mi salvadora tocó el timbre y él se alejó. Me dijo que eso en el mundo del teatro era normal que solo actuaba, constantemente hacia comentarios sobre lo extraño de encontrar una virgencita en esos tiempos (Con 14 años) …”

Sara Quintero

«… Hace años fui Lolita durante varias temporadas, encantada por hacer teatro en la ciudad y tener un papel «importante» pues en mi cabeza estaba que debía estar en un grupo al mismo tiempo que en la universidad. Al principio muy entregada, feliz de conocer personas nuevas que llevan haciendo teatro muchos años, totalmente dispuesta a aprender (…) yo comprendí que no era espacio sano, los maltratos en escena y los ensayos no eran normales, salir llorando de ira y dolor a hacer una venia, no es normal, tenerle miedo y asco al director no es normal, salir con chichones en la cabeza (por las jaladas de pelo) y moretones, no es normal, ni las amenazas de «puñaladas» que nunca me dejé dar porque me moría de ira… tampoco son normales, los besos esquiniados que también me tocaron, ni las invitaciones salidas de la nada a «hacer el amor». Recuerdo un calentamiento en especial, en el que al principio yo me divertía porque a mi no me daba tan duro, pero luego me hacía sentir muy triste ver la cara de mi compañera con miedo y llorando. ¡Lo siento tanto! Me atrevo a hablar porque considero que el teatro debe ser ese lugar sagrado al que nosotras las actrices y los actores nos aferramos para no sucumbir y creo firmemente que podemos «reimaginar el teatro». A todas las que pisamos estos zapaticos, gracias por la valentía y perdón por el silencio»

Tras las denuncias el implicado presentó su renuncia, sin embargo el hecho generó que otras mujeres manifestaran haber vivido lo mismo, tanto en este teatro como en otros, razón por la cual decidieron crear el movimiento para generar una colectividad que trabaje en la generación de transformaciones que permitan la eliminación de estas prácticas.

Las denuncias dejaron en evidencia que esta es una problemática extendida que muchas han padecido, por lo cual el movimiento las invita a denunciar, a dejar de lado el miedo y el silencio y unirse para evidenciar y desnaturalizar estos abusos. Este es el comunicado con el que surge:

“EL MOVIMIENTO #NOMECALLO apoya y acompaña las denuncias públicas realizadas por 16 mujeres de teatro de la ciudad de Medellín y aclara que NO aceptamos ni validamos ningún tipo de violencia física, sexual, psicológica ni de género, que se infrinja sobre nuestros cuerpos como pretexto de la creación y el proceso formativo teatral. Somos MUJERES de teatro formadas y con experiencia que reconocemos que estas violencias infringidas sobre nuestros cuerpos hacen parte de un problema estructural y no dejaremos de hacerlo visible hasta que los abusadores y acosadores respondan legal y socialmente por sus actos, porque no sólo es José Félix el único que se camufla en el quehacer teatral para hacer sus canalladas, es el primero, sí, pero no el único.

Desde el movimiento #NoMeCallo nos comprometemos a apoyar a todas las mujeres del teatro en particular y de todas las artes escénicas en general, del abuso en todos los ámbitos, y a prestar atención a todas las denuncias para hacerlas públicas, con nombres y apellidos, para que estas situaciones sean la excepción, no la norma. Y que quede claro que si alguna de las mujeres es amenazada o corre peligro su integridad humana y física el responsable será el acusado.”

Aquellas que quieran unirse o saber más de este movimiento, pueden escribir al correo [email protected] también pueden publicar sus denuncias con el hashtag #NoMeCallo

Si deseas conocer más sobre equidad de género, te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales FacebookInstagramTwitter, y a suscribirte a nuestro canal de Youtube en el que pronto tendremos nuevas sorpresas.

 

 

Autor entrada: EGAL