Recomendaciones para la Atención a Víctimas de Violencias Sexuales

Diana Duque Muñoz

En anteriores artículos hemos aclarado qué son las violencias sexuales, cuáles son sus consecuencias y también algunas cifras que se han presentado en investigaciones  a nivel mundial. Sin embargo, a pesar de todo el trabajo que se viene adelantando para la correcta atención e investigación de estos casos, aún los índices tanto de impunidad como de revictimización son relevantes en los países.

¿Por qué se presenta esto y qué consecuencias tiene? Podríamos decir que una de las principales barreras para eliminar tanto la impunidad como la revictimización, se resume en lo naturalizadas que siguen estando las violencias basadas en género, la mayoría de las cuales siguen siendo contra las mujeres.

Lo primero a no perder de vista (y aunque parece obvio a veces se nos olvida) es que todas las instituciones están compuestas por seres humanos, y estos seres humanos han sido educados en su mayoría, en un sistema de pensamiento que no solo naturaliza, sino que tiende a perpetuar la desigualdad de género.  ¿Cuántas veces no escuchamos o incluso protagonizamos casos en los cuales se culpa a la víctima por las violencias que ha sufrido? ¿Cuántos casos de violencia sexual quedan impunes porque quienes estaban a cargo no podían ver más allá de sus prejuicios sociales respecto a la víctima?

Como resultado tenemos altos índices de impunidad, pero también altos niveles de subregistro: muchas personas temen denunciar porque sienten que no van a encontrar apoyo, porque la forma en que han sido educadas las lleva a culparse a sí mismas y porque han visto otros casos en los que se revictimizó a quien tuvo la valentía de denunciar; entre otras razones.

Es por esto que con el fin de aportar a quienes están aprendiendo sobre atención en casos de violencias sexuales, he decidido compartir las siguientes recomendaciones:

Para profesionales y personal de atención

  1. Evita hacer preguntas que terminan culpando a la víctima como: ¿Por qué fuiste a la casa de él si no lo conocías? ¿Por qué te vestiste así? ¿Por qué consumiste licor? ¿Por qué fumaste? etc
  2. Escucha con atención a la víctima y dale importancia a todo su relato, sin menospreciar nada. Esto permitirá que se cree un lazo de confianza, pero también facilita que se sienta escuchada, comprendida, acogida y respetada.
  3. Evita que la víctima tenga que estar repitiendo la misma historia a diferentes personas.
  4. Garantiza siempre su privacidad
  5. No divulgues sin su permiso la información que te ha compartido.
  6. No hagas calificativos sobre su conducta sexual o sobre su diversidad sexual e identidad de género.

Para amistades, personas cercanas y familia

  1. Por favor, evita decir el «te lo dije» esto solo rompe la confianza, lastima y hace que la víctima refuerce sentimientos de culpabilidad hacia sí misma.
  2. Evita culparla: nunca, sin importar nada, se es culpable de sufrir violencias sexuales.
  3. No le digas ni sugieras que debe aguantar el maltrato.
  4. Ten cuidado de no minimizar o ridiculizar la violencia que ha sufrido.
  5. No la presiones para que tome decisiones, en ese momento necesita sentir tu apoyo, comprensión y respeto. Sugiérele qué hacer, cuáles son sus derechos y qué instituciones la pueden apoyar, pero nunca trates de forzarla a tomar decisiones.
  6. Nunca culpes a otras víctimas, no cuestiones la veracidad de sus denuncias, ni ridiculices sus casos; las personas que amas pueden estar callando sus propias historias por temor a que hagas lo mismo con ellas.

¿Qué otras recomendaciones harías para evitar la revictimización? Por favor ponlo en los comentarios de nuestra página de Facebook y en nuestra cuenta de Instagram.

También te puede interesar Aprenda Cuáles son sus Derechos Sexuales y Reproductivos y Descargue su Normatividad

Si deseas conocer más sobre equidad de género, te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales FacebookInstagramTwitter, y a suscribirte a nuestro canal de Youtube en el que pronto tendremos nuevas sorpresas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *